Historia

El origen de San Luis se da con la emigración de familias del Valle Central en la década de 1920, con el fin de ocupar nuevas tierras productivas. Así fue como poco a poco se amplía el número de familias habitantes y se mejoran las difíciles condiciones de vida en la zona. Inicialmente las familias cultivaban alimentos de subsistencia y viajaban a caballo o a pie a las comunidades de Puntarenas y las Juntas de Abangares, con el fin de vender productos agrícolas o comprar medicamentos, ropa, alimentos etc.

 

A partir de la década de 1960 se dan cambios para la comunidad, pues se realizan importantes avances en aspectos educativos con la construcción de 2 escuelas, el mejoramiento de caminos vecinales y la apertura de nuevas fuentes de ingresos (el comercio del café y de la leche). Actualmente la comunidad está conformada en tres sectores: El Bajo de San Luis, el INVU y el Alto de San Luis. En total la población es de aproximadamente 80 familias y 350 personas.
La historia de cada pueblo es como un libro abierto. Sus páginas están llenas con las caras y las voces de sus abuelos, niños y jóvenes, hombres y mujeres. Con muchos gritos de voces arriendo el ganado en los potreros, los cantos de cogedores de café al final del día, frutos de muchos sabores y colores. En este libro también hay hojas en blanco para ser escritas con la vida, las visiones y frutos de las nuevas generaciones. Con las memorias dormidas que se despierten para recordarnos de dónde venimos y quiénes somos.
La iniciativa de la Asociación de Desarrollo de San Luis de abrir un sitio de información sobre nuestro pueblo, aprovechando los recursos de Internet, es una nueva oportunidad para recordar nuestros orígenes. Para transmitir a los hijos de nuestros hijos las riquezas que han distinguido y dado forma a este pueblo admirado por sus visitantes y vecinos como un ejemplo de trabajo, de humildad y de cooperación por el bien común de todos sus vecinos. No quiere decir que San Luis sea un paraíso sin manchas. También llevamos las huellas de ignorancias, pobrezas, y dolores que no podemos ocultar y negar. Cada familia ha tenido sus pasajes muy duros.